Quienes SomosQue es talentoQue ofrecemosRecursosPreguntas frecuentesLinksContactoNoticias


1.- ¿Los niños con talento académico son siempre buenos alumnos?
2.- ¿Pueden presentar dificultades en el colegio?
3.- ¿Cómo se identifica el talento?
4.- ¿Cómo son los niños talentosos?
5.- ¿Cómo se debiera apoyar a un niño con talento?
6.- Algunas personas dicen que en todos los niños hay algún talento oculto, ¿es eso cierto?
7.- Me recomiendan que no estimule a mi hijo para que no se adelante y luego se aburra en el colegio. ¿Qué piensan ustedes?
8.- ¿Por qué los niños con talento buscan la compañía de niños mayores o disfrutan conversando con adultos?
9.- ¿A qué edad se puede identificar a un niño con talento?
10.- ¿Puede perderse el talento?
11.- ¿Todos los niños dotados o talentosos tienen una alta capacidad intelectual?
12.- ¿Qué significa “superdotado”? ¿Es lo mismo que “talentoso”?

 

1. ¿Los niños con talento académico son siempre buenos alumnos?

El talento académico suele asociarse a buen rendimiento escolar. Sin embargo, no todos los niños que son talentosos tienen buenas notas. Esto sucede por diversos motivos. Por ejemplo, puede ocurrir que un niño con talento sólo obtenga resultados sobresalientes en las áreas en que se destaca y en otras materias sea un alumno promedio o tener un rendimiento pobre. Puede suceder que un alumno con talento no se sienta desafiado por el sistema escolar y se aburra, sus resultados pueden reflejar entonces desmotivación y no concordar con sus capacidades. También existen casos en que niños talentosos poseen al mismo tiempo alguna otra particularidad, como Déficit atencional, Dislexia, algún Trastorno de aprendizaje, etc. que interfieren en su aprendizaje y dificultan la expresión del potencial que poseen.

2. ¿Pueden presentar dificultades en el colegio?

Sí, los niños talentosos pueden presentar problemas en el colegio. No hay que olvidar que siguen siendo personas que pueden tener problemas y enfrentar dificultades al igual que todos.
Dentro de la población talentosa existe gran diversidad. Algunos niños son muy buenos alumnos, son responsables, ordenados, buenos compañeros y se relacionan bien con los profesores. Otros son muy críticos, tienden a cuestionar a las personas que los rodean y pueden ser vistos como conflictivos. También sucede con frecuencia que, al aprender con mayor facilidad y rapidez que sus pares, se aburren en el sistema escolar regular mostrando conductas disruptivas al interior de la sala de clases y perturbando el entorno.

3. ¿Cómo se identifica el talento?

Hay veces en que los padres o los profesores se dan cuenta de que el niño tiene capacidades excepcionales. Pero en otros casos, éstas pueden confundirse o interpretarse erróneamente. Por ello, es importante recurrir al criterio experto.

Existen distintas maneras de identificar el talento académico. Por lo general se utilizan pruebas psicométricas para medir la capacidad intelectual, observación del niño, entrevistas a padres y profesores, y una evaluación socio-emocional. Siempre que se realice una evaluación es fundamental considerar algunos aspectos: las pruebas que se utilizan deben estar estandarizadas para la población en que se aplican. La evaluación debe ser realizada por profesionales capacitados en psicometría y educación de talentos. Y, lo óptimo es incluir diversas fuentes de información de modo de obtener una visión lo más completa posible del niño. Finalmente, la evaluación siempre debiera realizarse con el fin de realizar intervenciones para potenciar las habilidades del niño y promover su desarrollo, nunca con el único objetivo de etiquetarlo.

4. ¿Cómo son los niños talentosos?

Dentro de la población talentosa existe una tremenda diversidad. Hay niños tímidos que prefieren el trabajo en solitario, existen otros que son líderes indiscutidos en sus colegios y dentro de sus grupos. Hay algunos que disfrutan enseñando a otros y ayudándolos en las materias en que son más débiles, en cambio otros se relacionan con dificultad y les cuesta transmitir sus ideas a un nivel comprensible para sus compañeros de curso.

A pesar de lo anterior existen ciertas características que con frecuencia están presentes en los niños con talento académico, aunque raramente están todas presentes en forma simultánea en un mismo niño. Algunas de ellas son:

• Los niños con talento suelen mostrar precocidad a nivel intelectual, esto implica que adquieren ciertas destrezas antes que el promedio, por ejemplo, aprenden a leer a los 4 años y muchas veces en forma espontánea.
• Muestran pasión por el conocimiento al menos en las áreas de su interés. Pueden pasar horas resolviendo problemas matemáticos o realizando experimentos y disfrutan profundamente de estas actividades.
• Poseen una excelente memoria y tienden a manejar más información que lo esperable para su edad. Son niños que, por ejemplo, conocen todos los tipos de dinosaurios a los 5 años y saben explicar las caracteríticas de éstos como expertos en el tema.
• Aprenden con mayor velocidad que sus pares.
• Se concentran con facilidad y por tiempos prolongados.
• Son extremadamente curiosos.
• Son muy creativos. Fantasean, imaginan y tienden a dar respuestas inusuales. Tienden a ser más flexibles y son capaces de ver distintos puntos de vista.
• Son muy autoexigentes, perfeccionistas y autocríticos. También tienden a ser exigentes y críticos con el resto, se molestan con las inconsistencias y esperan que los otros hagan las cosas con el mismo compromiso con que las hacen ellos.
• Buscan amistad en niños mayores y prefieren la compañía de adultos con quienes pueden conversar de los temas de su interés y con quienes se sienten entendidos.
• Son muy idealistas y adhieren intensa y precozmente a valores universales como justicia, verdad o solidaridad.

5. ¿Cómo se debiera apoyar a un niño con talento?

Lo primero es reconocer que tiene una o varias habilidades destacadas y valorarlas. Posteriormente es necesario brindarle oportunidades adecuadas para desarrollar este potencial. Para ello existen distintos caminos, por ejemplo, a través de un tutor que acompañe al niño en el desarrollo de sus habilidades. También, a través de la participación en un programa de talentos. O bien facilitando la participación del niño en actividades extra-programáticas en las áreas de su interés. El objetivo, en cualquier caso, es darle oportunidades, permitirle desarrollar sus habilidades, facilitar el encuentro con pares, alimentar la avidez por aprender y la pasión por los conocimientos.

6. Algunas personas dicen que en todos los niños hay algún talento oculto, ¿es eso cierto?

Es cierto que todos los niños tienen virtudes, habilidades y aspectos que los distinguen y hacen únicos, pero no todos tienen talento; el talento alude a una habilidad sobresaliente en relación al promedio. El talento académico se refiere a una habilidad destacada en alguna o varias disciplinas del mundo académico como por ejemplo en matemáticas, lenguaje, física, etc. Generalmente, la palabra “talento” se reserva para los que se sitúan entre el 5 y el 10% superior de la población, en una determinada área de habilidades.

La motivación personal y el estímulo del ambiente son condiciones necesarias para que todo niño pueda desarrollar al máximo sus capacidades. Sin embargo, el esfuerzo y la motivación por sí solos no convierten a una persona en talentosa. Para que el talento se desarrolle debe existir un potencial extraordinario, de origen genético, el que gracias a oportunidades de aprendizaje, motivación y disciplina, puede llegar a transformarse en un desempeño excepcional en algún área del quehacer humano.

7. Me recomiendan que no estimule a mi hijo para que no se adelante y luego se aburra en el colegio. ¿Qué piensan ustedes?

Es frecuente que por desconocimiento y siempre con la voluntad de ayudar, se recomiende a los padres no estimular a sus hijos con talento con el fin de que no desarrollen competencias antes que sus pares de edad y después se aburran y desordenen durante las clases. Incluso hay padres que esconden los libros a sus hijos de 4 años que, en forma espontánea, han aprendido a leer.
No hay aprendizaje que resulte de la presión o estimulación externa, si el niño no está listo para ese aprendizaje. Los niños con talento no son el resultado de la estimulación de sus padres. Todo lo contrario, desde pequeños van mostrando que tienen más habilidades, que aprenden más rápido y con mayor facilidad. Son niños que muestran un ritmo distinto de desarrollo a nivel intelectual y que exigen más estímulos y desafíos a los adultos que los rodean. ¿Por qué cortarles las alas? Eso podría transmitirles el mensaje oculto de que sus habilidades no son valiosas, que no hay un espacio para ellos. ¿Por qué a un niño que tiene capacidad para tocar piano se le dan todas las facilidades y a un niño que tiene habilidades destacadas en el plano académico se le debe coartar la oportunidad de desarrollar al máximo su potencial?
El desfase que puede producirse con sus compañeros de curso, es un tema para analizar y resolver con los profesores y colegio del niño, pero no debería pasar por restringir sus oportunidades de aprendizaje.

8. ¿Por qué los niños con talento buscan la compañía de niños mayores o disfrutan conversando con adultos?

Esto sucede porque buscan naturalmente a sus “pares intelectuales”, es decir a otras personas que los entiendan, con quienes puedan conversar los temas de su interés y compartir sus inquietudes. Esto no quiere decir que no se relacionen con los pares de su edad, sólo que si tienen oportunidad de interactuar con personas mayores o con intereses comunes, ellos las aprovechan.

9. ¿A qué edad se puede identificar a un niño con talento?

Hay casos en que la existencia de un alto potencial es evidente desde muy temprano. Algunos niños con talento empiezan a mostrar, desde muy pequeños, signos de altas capacidades. Suelen ser niños que empiezan a hablar en forma precoz y que además amplían su vocabulario con una rapidez inusual. También se observa que desde pequeños son inquietos intelectualmente, que preguntan mucho y se entusiasman con los más variados temas.
Por lo general son los padres quienes primero se dan cuenta de que su hijo tiene habilidades destacadas y una evaluación seria debiera contemplar siempre una entrevista en profundidad con éstos.
Sin embargo, la precocidad es sólo un signo y no está presente en todos los niños con talento. Hay casos en que esta condición se hace evidente sólo cuando el niño ingresa al sistema escolar.

10. ¿Puede perderse el talento?

Sí, puede perderse. Más precisamente, lo que puede ocurrir es que, sin oportunidades o un ambiente propicio para que pueda desarrollarse, se “atrofia”. El talento necesita ser reconocido y valorado, sólo de esta forma puede manifestarse y traducirse en resultados. Por el contrario, cuando un niño no tiene la oportunidad de profundizar y poner en práctica aquellas tendencias naturales que indican señales de talento, éstas se bloquean y no logran canalizarse ni expresarse.

11. ¿Todos los niños dotados o talentosos tienen una alta capacidad intelectual?

No, no todos. Existen talentos en áreas totalmente independientes de la capacidad intelectual. Hoy en día, se reconoce que el talento puede expresarse en una o más de las siguientes áreas:

• Capacidad intelectual general
• Aptitud en un área académica específica (matemática, lenguaje…)
• Creatividad
• Aptitud artística (plástica, música…)
• Aptitud kinestésica o psicomotora (deportes, danza…)
• Aptitud en las relaciones interpersonales

Con excepción del primer caso (capacidad intelectual general), todos los demás son talentos específicos que pueden acompañarse o no de una alta inteligencia.

12. ¿Qué significa “superdotado”? ¿Es lo mismo que “talentoso”?

El significado de los distintos términos que se usan en este campo, varía de una a otra época o país, y según los distintos autores.

En los niños, el talento se encuentra en estado potencial y requiere de experiencia, entrenamiento y aprendizaje para llegar a actualizarse en productos o comportamientos de excelencia. Algunos autores llaman “dotación” a esa aptitud potencial y reservan “talento” para su manifestación ya desarrollada en algún área. Así, “superdotación” se referiría a un nivel inusualmente alto de aptitud potencial en el área intelectual.

Otros términos que se suelen usar en este campo son “genio” y “prodigio”. El primero se usa generalmente para referirse a una aptitud o desempeño extraordinario en un campo de la actividad humana. Por ejemplo, cuando se dice “es un genio para las matemáticas” o “un genio de la música”. Estos talentos específicos son más frecuentes que los “multitalentosos”, que destacan en varias áreas simultáneamente.

La palabra “prodigio”, por su parte, suele designar a un niño que demuestra muy precozmente, desempeños de excelencia en algún área. Mozart fue, según esta perspectiva, un niño prodigio.

 
Talented.cl - © 2015 Todos los derechos reservados